#LoÚltimoEnTakeOff

El Boeing 737 MAX inicia las pruebas de recertificación para volver a volar

El primer vuelo de recertificación del Boeing 737 MAX despegó este lunes 29 de junio del 2020 de Seattle, informó la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA). Esta es una etapa crucial para la supervivencia de esta nave estrella del fabricante estadounidense que lleva más de un año en tierra tras dos accidentes mortales.

El avión despegó a las 16:55 GMT desde una pista de Boeing en Seattle, informó un portavoz de la FAA, que indicó que este ejercicio durara “varias horas” y que a lo largo de tres días se realizarán varios vuelos.

Los ejercicios van a “incluir una amplia gama de maniobras y de procedimientos de emergencia para medir si los cambios se ajustan a los estándares de certificación de la FAA”, indicó el portavoz.

Este modelo está en tierra desde el 13 de marzo de 2019 después del accidente de Ethiopian Airlines en el que murieron 157 personas. Esta catástrofe se produjo unos pocos meses después de que el Lion Air MAX se estrelló en el Mar de Java dejando 189 víctimas mortales en octubre de 2018.

Las preocupantes similitudes entre ambos accidentes, que ocurrieron poco después del despegue y reporte de que los pilotos fueron incapaces de maniobrar el avión, llevaron a las autoridades aeronáuticas de todo el mundo a dejar a este modelo en tierra.

Durante meses este gigante de la aviación trabajó para que su nave para distancias medias – cuyas ventas eran su principal fuente de ingresos – volviera a volar.

En ambos accidentes, las investigaciones señalaron a la aplicación antibloqueo MCAS, pero también se detectaron irregularidades en el sistema de cables cuando la empresa trabajaba en las modificaciones al aparato, lo que aplazó el proceso de retorno al servicio.

Las autoridades aeronáuticas deben probar las modificaciones hechas al avión observando su comportamiento en vuelo y analizando también miles de datos del recorrido. Sin embargo, la FAA ya advirtió que estas pruebas no serán suficientes, ya que el regulador fue acusado tras los dos accidentes de una relación demasiado estrecha con el fabricante y actualmente hay varias investigaciones en marcha, incluyendo una en el Congreso de Estados Unidos.

Take Off Perú