#LoÚltimoEnTakeOff

OSITRAN evalúa aumento de tarifas máximas a cobrar en aeropuertos peruanos

Redacción TOP .- El 10 de junio se publicó en el Diario El Peruano un proyecto normativo que busca evaluar el procedimiento para aumentar las tarifas que cobran los aeropuertos del Perú a todos los usuarios, bajo el nombre de “Procedimiento aplicable a las solicitudes de incremento de tarifas máximas formuladas por el concedente, en aplicación del apoyo por fuerza mayor estipulado en los contratos de concesión”. El concedente es el Estado Peruano, quien propondría las nuevas tarifas máximas.

La norma tiene por objeto establecer el procedimiento que el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (OSITRÁN) seguirá en aquellos casos que el Concedente le solicite permitir un incremento de las tarifas máximas, como mecanismo de apoyo por fuerza mayor del Concedente a la Entidad Prestadora, conforme a lo previsto en los contratos de concesión.

Esta norma solo se circunscribe a los contratos de concesión que contienen cláusulas de un régimen de apoyo del Concedente por fuerza mayor que, bajo determinadas condiciones contractualmente definidas, tales como la emergencia sanitaria ocurrida por el COVID-19, otorgan al Concedente la opción de brindar su apoyo permitiendo un incremento de las tarifas máximas.

Ante este nuevo proyecto, la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI) considera inaudito que, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y el OSITRAN, evaluen el incremento de tarifas a toda empresa y pasajero que utilice las instalaciones de los aeropuertos.

La asociación indica que este proyecto deriva de un pedido de Lima Airport Parnerts (LAP), actual empresa concesionaria del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, lo cual afectaría directamente a todos los operadores y pasajeros.

«El incremento de estas tarifas solo conllevará a que las aerolíneas, ya golpeadas financieramente, tengan que abonar mayores montos a LAP por los mismos servicios brindados. A su vez, los pasajes aéreos aumentarán de precio perjudicando también a los pasajeros directamente y generará que la poca demanda que se tiene prevista para este año, disminuya aún más. Es decir, terminaría de pulverizar a la ya golpeada industria aérea peruana» menciona el comunicado de AETAI.

«Debemos recordar que LAP en el primer trimestre del año 2020 ha obtenido utilidades netas en alrededor USD 15 millones que les posibilita tener la espalda financiera para afrontar la posible baja demanda de los meses siguientes. Esto se suma a todos los años anteriores, en los cuales LAP gozó de una demanda exponencial en el AIJCH la cual superó con creces a la proyectada en su momento, la cual nunca sufrió algún ajuste de parte del Concedente. Nos sorprende que cuando la situación varía, sí se trate de castigar a los usuarios, incluyendo a los pasajeros así como a los importadores y exportadores.«, aclara el documento.

«Finalmente, recordar que actualmente existe una compensación pendiente con todos los usuarios del AIJCH (incluidos a los pasajeros) de alrededor de USD 300 millones (por la postergación del nuevo terminal y segundo pista durante más de 13 años), que pedimos sea cancelado antes de analizar cualquier tipo de incremento de tarifa, tal como ya se ha planteado al MTC y OSITRAN tiempo atrás.«, finaliza el comunicado.

Take Off Perú