#LoÚltimoEnTakeOff

Aerolíneas se adaptan a las necesidades del mercado y condiciones por el COVID-19

Artículo TOP .- Todos los vuelos comerciales regulares de pasajeros se encuentran afectados por el avance del Coronavirus COVID-19, tanto en nuestro país como en todo el mundo. La gran mayoría de vuelos están cancelados, y, por otro lado, los que aún operan tienen restricciones en la capacidad de pasajeros a transportar, con el fin de mantener el distanciamiento social, ocupando hasta la mitad de la capacidad máxima en el mejor de los casos.

Todas estas medidas han generado un terremoto en la economía de las aerolíneas, las cuales ya no esperan recibir los mismos ingresos que tenían en meses o años anteriores. Ahora los ingresos, que se contabilizaban en varios millones de dólares, han pasado a ser unos cuantos miles de dólares.

Ante esta crisis en la aeronáutica comercial y la mínima demanda de pasajeros, los líderes de las aerolíneas alrededor del mundo deben aplicar estrategias muy bien pensadas e inéditas, con el fin de lograr su supervivencia en la industria, la estabilidad de su economía y el bienestar de sus empleados.

La estrategia que varios operadores aéreos han adoptado o están por adoptar consiste en seguir explotando la capacidad de sus aeronaves con un bien que sí presenta mucha demanda hoy en día: la carga aérea.

Una buena parte de las grandes aerolíneas internacionales cuentan en su grupo con filiales dedicadas exclusivamente al transporte de carga. Por ejemplo, en Latinoamérica, Latam y Avianca cuentan con aerolíneas cargueras dentro de sus Holding. Otras aerolíneas reconocidas como Air France, Emirates, KLM, Lufthansa o Qatar Airways cuentan con filiales dedicadas al transporte de carga a todas partes del mundo.

Airbus A330 de la aerolínea China Eastern en el Aeropuerto Internacional de Shanghai

Estas compañías, que cuentan con poca o mucha experiencia en el trasporte de carga, han decidido utilizar algunos de sus aviones de pasajeros para el transporte exclusivo de carga, y así generar ingresos ofreciendo una mayor capacidad de carga y rutas a sus clientes habituales, pero también a nuevos clientes con urgencias o incluso a organizaciones gubernamentales.

Como ya es sabido, las aeronaves de pasajeros, sean turbohélices o turborreactores, poseen bodegas o compartimientos de carga en la parte inferior o panza (belly) de la aeronave, y en algunos casos en la parte posterior del mismo.

Las aerolíneas también tienen la opción de operar sus aeronaves con las bodegas llenas de carga y la parte superior dedicada a pasajeros vacía. Por ejemplo, pueden realizar un vuelo entre Lima y Buenos Aires y la aeronave en todos sus tramos viaja con las bodegas llenas, pero la cabina de pasajeros totalmente vacía. Este tipo de operación de la aeronave no requiere ningún tipo de certificación o permiso extra, ya que se trata de un vuelo comercial que no tiene pasajeros, solo carga en sus bodegas.

Hay medidas más ambiciosas, que intentan optimizar al máximo las capacidades de las aeronaves, utilizando incluso los asientos de pasajeros para transportar carga o de lo contrario retirar los asientos de las aeronaves y dejar la cabina de pasajeros libre para acomodar carga.

Austrian Airlines llevando carga en los asientos de pasajeros de su Boeing 777

Este tipo de medidas si necesitan autorizaciones y/o certificaciones. En primer lugar, acomodar carga en un asiento de pasajeros no es lo mismo que sentar a un pasajero. Se necesitan mallas o amarras especiales para asegurar que la carga no se mueva durante el vuelo, incluso con una turbulencia severa. Es decir, no basta con abrochar el cinturón.

Además, hay restricción en el transporte de mercancías peligrosas en los asientos y en los compartimientos para equipaje de mano, sobre todo las mercancías inflamables. La cabina de pasajeros no cuenta con el tipo de detectores de humo y extintores superiores como existe en las bodegas, por tal motivo está la restricción para los inflamables. De todas formas, una prevención a tomar es operar con una persona dedicada a la supervisión del buen estado y seguridad de la carga en cabina de pasajeros durante todo el vuelo, detectando y extinguiendo fuego si fuera el caso.

Por otro lado, si se desea retirar los asientos de la cabina de pasajeros para contar con un área libre para carga y reducir el peso, se debe considerar y asegurar un buen amarre, de lo contrario todos los paquetes podrían deslizarse hacia atrás causando una salida vertiginosa del centro de gravedad y posteriormente llegar a una situación incontrolable para la tripulación de vuelo.

En las últimas semanas hemos podido apreciar cómo distintas aeronaves de pasajeros han iniciado el traslado de carga en sus cabinas de pasajeros, adoptando las opciones mencionadas anteriormente. Entre ellos el Airbus A220 de AirBaltic, Airbus A330 de Lufthansa, Boeing 777 de China Eastern, Boeing 787 de Avianca, Boeing 777 de EL AL, Boeing 787 de Virgin Atlantic, entre otros.

Airbus A340 de Swiss en el Aeropuerto Internacional de Zurich

Desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), instan a los gobiernos a eliminar obstáculos y agilizar la operatividad de este tipo de operaciones, introduciendo procedimientos de vía rápida para los permisos de sobrevuelo y aterrizaje para las operaciones de carga. También reclaman eliminar todos aquellos impedimentos económicos, como los cargos por sobrevuelo, las tarifas de estacionamiento y las restricciones de franjas horarias.

Hoy en día lograr la optimización de las operaciones y el mayor ingreso para las compañías es un trabajo arduo, sobre todo en el ámbito técnico. El trabajo de ingeniería, tripulación, seguridad, mantenimiento, despachadores, autoridades aeronáuticas y demás personal a cargo ofrece la posibilidad de mantener la red de rutas de cada aerolínea en movimiento, adaptándose cada día a las necesidades que surgen.

La situación de los operadores aéreos es muy difícil, encontrándose en una frágil situación a consecuencia de las limitaciones y restricciones por el COVID-19, teniéndose que tomar medidas inmediatas a nivel gubernamental que aseguren la continuidad del transporte aéreo y su supervivencia.

Airbus A220 de AirBaltic en el Aeropuerto Internacional Ürümqi Diwopu en China

Take Off Perú