#LoÚltimoEnTakeOff

Una mirada a los días más oscuros de la aviación comercial

Artículo TOP .- El panorama que observamos hoy en las aerolíneas alrededor del mundo es devastador, algo que era inimaginable hace tan solo tres meses atrás. Comenzando por Asia, luego Europa y finalmente en todo el resto del mundo, las aerolíneas han ido suspendiendo sus operaciones regulares. Lo más preocupante de todo esto es que no se sabe hasta cuándo será esta interrupción en las operaciones aéreas comerciales, peor aún, no se sabe si resistirán o simplemente quedarán en el recuerdo.

Al día de hoy las aerolíneas más reconocidas del mundo han tomado decisiones drásticas y, en alguna medida, inevitables y forzosas. Tal es el caso de la aerolínea Emirates, la cual el día 25 de marzo señaló que dejaría de operar todos sus vuelos de pasajeros, poniendo cerca de 260 aeronaves en tierra; sin embargo, horas después dio marcha atrás al anunciar que solo volaría a 13 destinos.

Así como Emirates, muchas aerolíneas le seguirán los pasos, o incluso ya lo han hecho. A continuación, se mostrará un recuento de algunas de las principales aerolíneas que se han visto afectadas por la pandemia del coronavirus.

En Asia-Pacifico, donde apareció el primer brote de coronavirus y con él las primeras restricciones en vuelos y descenso de demanda de pasajes, la aerolínea hongkonesa Cathay Pacific redujo su operación en un 96% y ha solicitado a sus 27,000 empleados acogerse a varias semanas sin pago. En Japón, All Nippon Airways (ANA) recortó cerca del 60% de sus vuelos, mientras que Japan Airlines cancelará 1,500 vuelos entre el 16 y 28 de marzo.

Cathay Pacific Airways reducirá la capacidad de pasajeros en un 96% en abril y mayo. / Foto: EFE

Por el lado de Oriente Medio, aparte de las noticias de Emirates, la aerolínea Qatar Airways tomó la decisión de reducir la capacidad en muchas rutas y solo ofrecerá un cuarto de los asientos que ofrecía previo al Covid-19, además de poner en tierra toda la flota de Airbus A380.

En Europa, donde se concentran muchas aerolíneas tradicionales, se ha visto como la poderosa Lufthansa dejará de operar 95% de sus vuelos hasta finales de abril, dejando en tierra 700 aeronaves. La española Iberia presentó la intención de dar licencia por tres meses a cerca del 90% de su fuerza laboral. Scandinavian Airlines (SAS) tendrá una reducción temporal del 90% de sus trabajadores. Por el lado de las low cost, Ryanair anunció que operaría solo el 20% de sus vuelos entre el 18 y 24 de marzo y, desde el 25 de marzo, esta cantidad ha sido menor, por lo cual se estima que casi toda su flota de alrededor de 330 aeronaves se encuentra en tierra.

Swiss redujo sus operaciones de vuelo en más de un 80% y más de dos tercios de la flota ya han sido retirados del servicio. / Foto: Thomas Luethi

En el continente africano, South African Airways anunció el 20 de marzo la suspensión de sus vuelos internacionales con la intención de reducir al máximo el brote del coronavirus en Sudáfrica. Esta medida tendrá vigencia hasta el 31 de mayo.

En Oceanía, la aerolínea australiana Qantas informó el último miércoles la suspensión de sus operaciones internacionales hasta el 31 de mayo. Con respecto a las operaciones nacionales, estas se han reducido también en 60% hasta finales de mayo.

Las aerolíneas de Norteamérica, como Air Canada, tampoco la pasan bien, y es por eso que esta última ejecutará el despido de más de 5,000 tripulantes auxiliares, debido a la reducción en la operación. La estadounidense Delta Airlines reducirá sus vuelos en un 70%, lo que significa que estacionará cerca de 600 aviones. Asimismo, reducirá sueldo y otorgará licencia a miles de empleados. Amercian Airlines cancelará 55,000 vuelos durante el mes de abril y dejará en tierra 450 aeronaves.

Los aviones de American Airlines abarrotan una pista donde están estacionados debido a las reducciones de vuelo para frenar la propagación del coronavirus. / Foto: Nick Oxford

En Latinoamérica, Avianca anunció que operará solo un 3% de su operación regular y hasta el momento más de 12,000 empleados han postulado por una licencia no remunerada. Latam, que ha reducido drásticamente sus operaciones en la mayoría de países donde opera, decidió reducir en 50% el sueldo de sus empleados para contrarrestar perdidas mayores. La panameña Copa Airlines suspendió el total de sus operaciones regulares hasta el 21 de abril.

Aeronave A320 de Avianca parqueada en el Aeropuerto Internacional Jorge Chavez, con tubos pitot, tomas estáticas y motores cubiertos. / Foto: JL Cruz

Tal como se puede apreciar, la enorme crisis aerocomercial no tiene nacionalidad ni tampoco envergadura. No hay una sola aerolínea en el mundo, sea grande o pequeña, que no se haya visto afectada por las restricciones que ocasiona la pandemia del coronavirus.

Los días más oscuros de la aviación comercial mundial ya están ocurriendo, consecuencia de algo de tan alto nivel y que nunca estuvo siquiera en los más concienzudos análisis de los riesgos que afectarían a las aerolíneas.

Take Off Perú