#LoÚltimoEnTakeOff

¿Cuando despegará el Jorge Chávez?

Redacción TOP .- El pasado mes de agosto, Lima Airport Partners (LAP), concesionario del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez(AIJCH), y el Consorcio Amancae dieron por concluido el acuerdo entre ambos para la construcción del terminal y la segunda pista del principal aeropuerto del país.

Es así que ahora LAP se encuentra en la necesidad de llevar a cabo, prontamente, un concurso que permita contar nuevamente con lo requerido para la realización de las obras de ampliación de dicho terminal aéreo.

En LAP señalan que se desarrollará un concurso estructurado en tres etapas, de acuerdo al siguiente detalle:

Primera etapa: movimiento de tierras con limpieza, desbroce, demoliciones, acarreo material de préstamo, entre otros.
Segunda etapa: construcción de la segunda pista de aterrizaje y las calles de rodaje, y la edificación de la torre de control.
Tercera etapa: construcción del terminal y los edificios de soporte.

Se tiene previsto contar con el ganador de la Primera Etapa antes mencionada en diciembre de este año. El proceso de selección para la Segunda Etapa se iniciaría en enero del 2020 y la Tercera Etapa iniciaría en abril del mismo año.

LAP espera cumplir con la entrega de las obras en los plazos que fueron establecidos en el Contrato de Concesión firmado con el Estado. Así, en octubre de 2022, se deberá entregar la segunda pista y en octubre de 2024 el nuevo terminal del aeropuerto.

Podemos decir entonces que el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de Lima, que opera actualmente con una sola pista, está preparándose ya para iniciar obras de la segunda pista para entregarla en 2022, a cuyo término de construcción y entrega, se podría tener que cerrar la primera pista (llamémosla antigua) para que pase por un proceso de mantenimiento muy riguroso.

Incluso en el escenario ideal en el que LAP cumpla los plazos acordados para la ampliación del AIJCH, esta llegaría tarde, pues el ritmo actual de crecimiento de transporte de pasajeros llevaría a que la nueva infraestructura se sature en el corto plazo.

La falta de competitividad aerocomercial en nuestro país no solo afecta a las empresas, sino a toda la economía nacional, puesto que la aviación aporta US$5,000 millones al PBI del Perú y sostiene unos 340,000 puestos de trabajo.

¿Otra realidad?

Por otras latitudes, en Colombia, el Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, con sus dos pistas funcionando y con sus remodeladas instalaciones y terminales, se prepara para un nuevo proceso para poder atender toda la demanda actual y la que viene.

Las aerolíneas en Colombia señalan que la saturación del Aeropuerto El Dorado se adelantó cuatro años y es necesaria la ampliación de su infraestructura. Un experto del sector aéreo colombiano señala “El Dorado no tiene suficientes posiciones de parqueo con contacto al terminal, ni suficientes calles de rodaje. Si bien tenemos dos pistas, a veces, no tenemos manera de parquear más aviones para subir y bajar pasajeros. Eso reduce sustancialmente la capacidad en tierra del aeropuerto”.

En El Dorado vienen trabajando en una revisión de las áreas del aeropuerto y buscando mecanismos que mejoren y aumenten las posiciones no solamente remotas, sino también de contacto, revisando plataformas y áreas en las cuales podrían ampliar plataformas y calles de rodaje con la idea de mejorar de 70 operaciones cada hora, más o menos, a 90 o 95 operaciones, y aspiran aumentar rápidamente el número de puntos de abordaje, que hoy corresponden a 91 y llevarlo a más de 100 en los próximos dos años.

Colombia está estudiando inversiones a corto plazo en El Dorado, con el fin de mejorar el tema de posiciones de parqueo; mientras que a mediano plazo se estudia la opción de otra pista o un segundo aeropuerto en la Sabana.

En Colombia entienden que todo lo que se haga a favor de la infraestructura aeroportuaria es una oportunidad y ellos ven a El Dorado como una pieza fundamental para el continente, por lo que quieren que sea el centro de conexiones de esta parte del mundo.

Take Off Perú