#LoÚltimoEnTakeOff

Se estrella un caza F-35 japonés en el Pacífico

El ministerio de Defensa de Japón confirmó hoy que el caza furtivo F-35A desaparecido se estrelló sobre el Océano Pacífico sin que se haya aún localizado aún al piloto, en el primer accidente sufrido por este avión de combate.

Takeshi Iwaya, ministro de Defensa, dijo en rueda de prensa que se ha hallado la cola del avión flotando en el mar y añadió que los equipos de rescate se esforzarán al máximo «para rescatar al piloto desaparecido», según declaraciones que recogió la agencia Kyodo.

Miembros de las Fuerzas de Autodefensa y de la Guardia Costera de Japón, y de las tropas estadounidenses, registraban la zona para tratar de dar con el piloto, un mayor de la Fuerza Aérea de Autodefensa japonesa con más de 3.200 horas de vuelo, 60 de ellas con el F-35.

Según confirmó el Ministerio de Defensa en una sesión informativa con parlamentarios, se trata del primer accidente sufrido por un F-35A desde que empezó a volar en 2011. En tanto en septiembre de 2018 un F-35B se estrelló en Estados Unidos por un desperfecto, y el piloto logró eyectarse.

En este caso el F-35A desapareció poco después de despegar de la base aérea de Misawa, en el noreste del país, en torno a las 19:00 hora local del martes (10:00 GMT del martes).

El caza furtivo sobrevolaba junto a otros tres aparatos la costa de la prefectura de Aomori cuando se perdió el contacto por radar. El incidente llevó a Tokio a ordenar que todos los F-35 de su flota permanezcan en tierra, mientras se investigan las causas.

Según confirmó el Ministerio de Defensa en una sesión informativa con parlamentarios, se trata del primer accidente sufrido por un F-35A desde que empezó a volar en 2011. En tanto en septiembre de 2018 un F-35B se estrelló en Estados Unidos por un desperfecto, y el piloto logró eyectarse.

En este caso el F-35A desapareció poco después de despegar de la base aérea de Misawa, en el noreste del país, en torno a las 19:00 hora local del martes (10:00 GMT del martes).

El caza furtivo sobrevolaba junto a otros tres aparatos la costa de la prefectura de Aomori cuando se perdió el contacto por radar. El incidente llevó a Tokio a ordenar que todos los F-35 de su flota permanezcan en tierra, mientras se investigan las causas.

Un helicóptero de las Fuerzas de Autodefensa de Japón sobrevuela el lugar donde se cree que cayó el F-35A y donde se encontró un fragmento de su cola (Kyodo/AP)

Esta no es la primera vez que un F-35 se estrella: en septiembre de 2018, un F-35B del Cuerpo de Marines de EEUU se estrelló en California debido a un problema con el sistema de combustible. Afortunadamente, en aquella ocasión el piloto logró eyectarse.

El programa F-35 es uno de los proyectos de defensa más caros de la historia, con un costo total proyectado de 1.5 billones de dólares. Además del costo, que actualmente oscila entre 89 y 115 millones de dólares por cada nave, el avión ha sido criticado por una gran cantidad de fallas que continúan plagando su explotación incluso cuatro años después de su introducción en el Ejército de EEUU.

En marzo de 2019, un reporte de la Dirección de Operaciones de Pruebas y Evaluación concluyó que los F-35 en servicio de la Armada de Estados Unidos mostraban múltiples deficiencias, enfatizando que el avión «no estaba listo para enfrentar las amenazas actuales o futuras» y podía poner en riesgo la vida de los militares estadounidenses / EFE-Aviación 23

Take Off Perú