#LoÚltimoEnTakeOff

Aerolíneas locales pelean por asumir la cuota de LC Perú

Por: Carlos Hurtado de Mendoza / Día 1 – El Comercio .- Este 2018 deja un gran reto para las aerolíneas que operan dentro del Perú. Un reto que tiene, además, el carácter comercial de urgente: cubrir ese 10% del mercado doméstico que ha quedado desatendido por la suspensión de operaciones de LC Perú, compañía que hasta finales de noviembre –cuando fue suspendida por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)– era la cuarta localmente con mayor tráfico de pasajeros.

“El mercado peruano va a estar muy dinámico con la suspensión de LC Perú y el foco internacional de Avianca. Esa es una oportunidad para nosotros, para crecer más agresivamente, solidificarnos e impulsar nuestro modelo. Desde ya, creemos que hay una demanda de pasajeros de LC Perú que está viniendo a volar con Viva Air y que, en adelante, vamos a captar”, destaca. Y vaya que en Viva se lo han tomado en serio.

A mitad de la semana pasada, obtuvo el permiso de la DGAC para duplicar su número de rutas y frecuencias a nivel local. Ahora están habilitados para volar a 26 destinos nacionales, entre los que figuran Tumbes, Cajamarca, Pisco, Jauja, Ayacucho, Juliaca, Pucallpa, Puerto Maldonado, Trujillo, y Tacna. Como se puede colegir, a muchas de estas ciudades volaba hasta hace poco LC Perú.

“Tenemos la flexibilidad para crecer si vemos la oportunidad”, comenta Antelo.

Todo esto ocurre mientras el número de pasajeros que vuelan dentro del país crece a más del 10% este año, superando en casi dos puntos porcentuales el avance que se registró en el 2017, según estadísticas de la DGAC. Eso quiere decir, como en su momento destacaron en Latam Perú, que la estrategia de ampliar la torta, incorporando a más peruanos a subirse al avión, con tarifas cada vez más baratas, está dando resultado.

Este 2018 deberá terminar con más de 13 millones de viajeros volando dentro del país. Considerando que la densidad de vuelo por persona en el Perú es de menos de 0,5; el techo es aún alto para las aerolíneas locales. Dependerá de qué tanto crecen, sin caer en el intento.

Este 2018 deja un gran reto para las aerolíneas que operan dentro del Perú. Un reto que tiene, además, el carácter comercial de urgente: cubrir ese 10% del mercado doméstico que ha quedado desatendido por la suspensión de operaciones de LC Perú, compañía que hasta finales de noviembre –cuando fue suspendida por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)– era la cuarta localmente con mayor tráfico de pasajeros.

Es urgente porque el primero de los competidores que se haga de parte importante de este porcentaje habrá ganado una cuota valiosa para enfrentar la guerra de tarifas económicas que se avecina en el 2019. Y vaya que será una guerra, pues se espera un agresivo crecimiento de Viva Air (la primera ‘low cost’ en entrar al país, el 2017) y el ingreso de Sky, chilena que opera con similar estrategia de pasajes de bajo costo.

“Veremos un reacomodo inmediato en la repartición del mercado aerocomercial este año y el próximo, a nivel doméstico”, explica Carlos Gutiérrez, gerente general de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI). Sin visos de que la suspensión de LC Perú sea levantada a corto plazo, el ejecutivo estima que los demás competidores están reformulando sus planes de crecimiento, haciéndolos más ambiciosos.

Ojo, hay que tomar en consideración que, además de LC Perú, Avianca también podría ceder parte de su cuota de mercado (hoy es la tercera en cuanto a número de pasajeros), debido que está llevando adelante una estrategia de consolidación de rutas en toda Latinoamérica, que la está haciendo darle prioridad a los vuelos internacionales en lugar de los locales. De hecho, en el Perú dejaron de volar a Tarapoto, Iquitos y Chiclayo, como la misma aerolínea comunicó en su momento.

Gutiérrez considera que, en este contexto, es factible esperar que, además de un reacomodo, veamos una reducción del número de jugadores que compiten a nivel nacional.

“Los mercados parecidos al peruano, como Colombia, no llegan a las cinco aerolíneas. Operar con seis o siete es más para realidades como las de Brasil o México, cuyos mercados son más grandes”, señala.

DESPLIEGUE DE RUTAS

Es probable que en los próximos meses veamos qué competidores se van quedando atrás. Por lo pronto, casi todas alistan sus estrategias de expansión. Por ejemplo, la líder del mercado, Latam Perú. Con el 56% de participación, la firma invertirá US$180 millones en ampliar su flota para el 2019, y añadir el destino 20 a su red local, según Manuel Van Oordt, gerente general de la aerolínea. A juicio de Carlos Gutiérrez, Latam es la que cuenta con la mayor estructura para aprovechar y cubrir la cuota de LC Perú, debido al tamaño de su operación.

En su plan, la empresa está apostando fuerte por los vuelos interregionales –de provincia a provincia, sin pasar por Lima– y el ejemplo más emblemático es el desarrollo de su mini ‘hub’ en el Cusco, desde donde llega ya a siete ciudades del interior y a Santiago de Chile.

En tanto, la segunda del mercado, Peruvian, estará apostando el próximo año por una alianza de código compartido con Star Perú (quinta a nivel local), de acuerdo con Alfonso Núñez, gerente general adjunto de la compañía. “Estamos incorporando 4 aeronaves Boeing 737-300, para 142 pasajeros cada una, con el objetivo de llegar a todos los destinos del país a donde se pueda operar, de la mano de Star Perú”, precisa el ejecutivo.

Entre enero y febrero próximos, Peruvian ampliará frecuencias y extenderá rutas en Arequipa, Cusco, Iquitos, Chiclayo, Trujillo y Cajamarca, entre otras ciudades. El plan es acercarse al 20% de cuota en el 2019.

¿Podrían, finalmente, comprar Star Perú? “Primero vamos a enfocarnos en nuestra alianza, luego veremos qué sucede”, responde Núñez a Día1.

Otra de las estrategias que están alistando es su plan de tarifas económicas, con las que harán frente a la expansión de Viva Perú y el arribo de Sky. “Tenemos que ser muy creativos y muy eficientes con nuestros costos”, refiere el ejecutivo.

EL ‘BOOM LOW COST’

En efecto, como ha dicho Carlos Gutiérrez, el próximo año será marcado por los agresivos avances de estas dos ‘low cost’. Y Félix Antelo, CEO del grupo Viva Air, lo ratifica.

“El mercado peruano va a estar muy dinámico con la suspensión de LC Perú y el foco internacional de Avianca. Esa es una oportunidad para nosotros, para crecer más agresivamente, solidificarnos e impulsar nuestro modelo. Desde ya, creemos que hay una demanda de pasajeros de LC Perú que está viniendo a volar con Viva Air y que, en adelante, vamos a captar”, destaca. Y vaya que en Viva se lo han tomado en serio.

A mitad de la semana pasada, obtuvo el permiso de la DGAC para duplicar su número de rutas y frecuencias a nivel local. Ahora están habilitados para volar a 26 destinos nacionales, entre los que figuran Tumbes, Cajamarca, Pisco, Jauja, Ayacucho, Juliaca, Pucallpa, Puerto Maldonado, Trujillo, y Tacna. Como se puede colegir, a muchas de estas ciudades volaba hasta hace poco LC Perú.

“Tenemos la flexibilidad para crecer si vemos la oportunidad”, comenta Antelo.

Todo esto ocurre mientras el número de pasajeros que vuelan dentro del país crece a más del 10% este año, superando en casi dos puntos porcentuales el avance que se registró en el 2017, según estadísticas de la DGAC. Eso quiere decir, como en su momento destacaron en Latam Perú, que la estrategia de ampliar la torta, incorporando a más peruanos a subirse al avión, con tarifas cada vez más baratas, está dando resultado.

Este 2018 deberá terminar con más de 13 millones de viajeros volando dentro del país. Considerando que la densidad de vuelo por persona en el Perú es de menos de 0,5; el techo es aún alto para las aerolíneas locales. Dependerá de qué tanto crecen, sin caer en el intento.