Últimas Noticias

Peruvian Airlines y LC Perú en su hora más crítica

Redacción TOM .- Nuestro país en la era low cost. ¿Será porque andamos medios “Chihuan”?, ¿Eso debe significar bajos niveles en seguridad?

Mientras millones de peruanos disfrutaban los grandes y esperados descuentos del último viernes 23 por el Black Friday, los directivos de las principales aerolíneas peruanas de nuestro país verdaderamente pasaron un día negro y que difícilmente olvidarán.

Todo comenzó, lamentablemente, con el accidente del Boeing 737-500 (OB-2041P) de Peruvian Airlines el día anterior, jueves 22 a las 10.22 hora local en el Aeropuerto Internacional de “El Alto” en la Paz, cuando el vuelo 331 procedente de Lima y Cusco realizó su aterrizaje con 122 pasajeros y cinco tripulantes, el cual terminó con la aeronave posada en la superficie sobre el fuselaje al haberse plegado los dos trenes principales, felizmente todos los ocupantes salieron ilesos.

La aeronave accidentada fue retirada de la única pista del aeropuerto, ocho horas más tarde. Ya se imaginarán todo el movimiento de personas y maquinarias que se requirió para realizar esta operación, provocando el cierre temporal del aeropuerto y, en consecuencia, que los vuelos se cancelen, se reprogramen y se desvíen a otras ciudades. Un caos “controlado” si se pudiera usar esa palabra.

En horas de la noche del mismo día, la Dirección General de Aeronáutica Civil de Perú (DGAC), a través de la Dirección de Seguridad Aeronáutica (DSA), se pronunció sobre los hechos ocurridos y dispuso la suspensión temporal de la aerolínea peruana en sus rutas regulares hacia La Paz.

“Tengo el agrado de dirigirme a usted, para poner de su conocimiento que en vista del incidente ocurrido el día hoy (22.11.2018) por la aeronave Boeing 737 de matricula OB-2041P de su representada  en el Aeropuerto Internacional de  “El Alto” en la Paz en Bolivia, esta Dirección de Seguridad Aeronáutica  a partir de la fecha dispone la suspensión  de las operaciones en las rutas Lima-La Paz y Cusco-La Paz, hasta que se cuente con mayor información de los hechos que causaron este evento y sean evaluados por esta DSA. Por lo tanto, su representada deberá adoptar las acciones correspondientes a fin de proteger y das las facilidades del caso a los pasajeros que harían uso de las rutas en mención”, señala el comunicado.

Como una “respuesta” creativa a los hechos sucedidos, la aerolínea no tuvo mejor idea que cambiar todas las imágenes de sus redes sociales por las de Black Friday, destacando en ellas el color negro de su publicidad. Diferentes usuarios de las redes no pasaron por desapercibida esta campaña oscura, que resultó irónica tras los hechos sucedidos.

Luego del accidente, Alberto López, Gerente General de la aerolínea Peruvian, se pronunció indicando que se trataba de un caso fortuito. “Hemos aplicado todos los sistemas para garantizar la seguridad operacional, pero se presentó y hemos tenido la mala suerte que se nos ha presentando una vez más”, expresó.

Sin embargo, los usuarios no olvidan que el 28 de marzo de 2017, una aeronave de la misma empresa tuvo similares problemas en el Aeropuerto Francisco Carlé de Jauja, ocasionando el incendio y la perdida total de la aeronave. ¿Mala suerte otra vez?

Sin importar qué operador aéreo sea, o el precio del pasaje que se tenga, ante el advenimiento de las empresas llamadas low cost, lo que está claro para todos es que la seguridad de los pasajeros, y de la propia tripulación, debe ser uno de los principales puntos a considerar, no esperando que la suerte se haga presente con el fin de evitar estos sucesos, y para no lamentar victimas en hechos que realmente no deben volver a suceder.

¿Descuido involuntario?

¿Se imaginan ser un directivo de una aerolínea que cuenta con casi el 10% de la cuota del mercado, con 12 rutas nacionales consolidadas, y que en la noche del Black Friday, aproximadamente a las 9.00 pm, reciban la comunicación que, las casi 10 aeronaves de la flota no podrán volar por tiempo indefinido, por no tener en regla la póliza de seguros de aviación que garantice su operación?

Esto pasó realmente en la alta gerencia de la aerolínea LC Perú, tomando por sorpresa a todos los trabajadores de la empresa,.

El comunicado emitido por el MTC precisaba que la medida obedece a la finalización de la póliza de seguros de aviación que garantiza sus operaciones, según la compañía de Seguros Rímac.

Al respecto, la compañía aérea señaló que se encuentran “regularizando a la brevedad la vigencia de la póliza de seguros”, por lo que sus operaciones se encuentran suspendidas hasta nuevo aviso y la autorización gubernamental de por medio.

¿Es posible que una empresa con gran presencia y proyección pueda olvidar un elemento tan importante como este para su operación, y para cubrir a sus pasajeros ante una eventualidad, lo que en términos netamente automovilísticos sería su SOAT, o es que la aerolínea se encuentra en ciertos problemas financieros para realizar esta renovación?

Difícilmente se podría optar por la primera suposición, pues LC Perú cuenta con las dos Certificaciones de Seguridad más importantes de la Aviación Mundial: el IOSA (IATA Operational Safety Audit) y el BARS (Basic Aviation Risk Standard). ¿Entonces realmente qué pasó?

Fuentes allegadas a los medios, han confirmado que la aerolínea no contaría con una salud financiera tan estable, por lo que algunos de sus trabajadores y proveedores se han visto afectados en atrasos de pagos, señalándolo entre voces e incluso abiertamente en las redes sociales; sin embargo, aún no se puede precisar a ciencia cierta que es lo que viene pasando dentro de la empresa, puesto que señalan que están en la búsqueda de soluciones a estas situaciones temporales.

Mientras LC Perú viene tratando de solucionar este problema lo más pronto posible, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), exhortó a la aerolínea a que se abstenga de ofertar boletos de viaje mientras se mantenga esta condición e invoca una actuación inmediata que solucione la contingencia originada por la suspensión de sus operaciones.

¿Qué pasará con esta aerolínea y sus vuelos regulares?, ¿Podrá soportar esta grave recesión que señalan momentánea? Eso lo sabremos en los próximos días.

Star Perú

Otra aerolínea que se encuentra en procesos de cambios en su estructura es Star Perú. Esta empresa, que hace unos meses se encontraba en serias conversaciones para una especie de fusión con la aerolínea chilena Latin American Wings (LAW), tuvo que desechar este movimiento, pues aparentemente no llegaron a ponerse de acuerdo en las instancias finales y que, posteriormente, se tuvo la noticia de que LAW entraba en un proceso de bancarrota. Esto dejó a la aerolínea Star Perú nuevamente sola en el mercado de probables fusiones, llamando el interés de otras aerolíneas, tanto de aquellas que ya operaban en el país, como de otras que querían empezar a operar rutas locales.

Es así que, recientemente, ocurrieron unos hechos que podrían mencionarse como interesantes, en el que se indicaba por medios periodísticos la incorporación de nuevas gerencias en Star Perú, provenientes de importantes aerolíneas de mayor participación en el mercado.

Varias personas indican que la empresa ha estado realizando cambios significativos, lo que comprometen al 50% de la masa laboral. Debe confirmarse si este nivel de reestructuración es para acomodar el cambio de la flota de los aviones Bae 146, hacia la nueva flota de aviones Boeing 737, los cuales  llevan prominentemente los colores y logo de Star Perú en su fuselaje.

Otras empresas nacionales también se encuentran en plenos cambios para acomodarse a las situaciones que estos últimos cambios de modelo de negocio han generado, y es aquí donde las nuevas aerolíneas low cost buscarán una cuota importante del mercado, ya que están incorporando flotas de nuevas aeronaves para sus futuros planes de expansión o reformulación de servicios.

Una cosa que queda bien clara, es que la actuación de la autoridad aeronáutica que regula la aviación civil en el Perú, la DGAC, tiene una tarea significativa que cumplir en el campo operativo, técnico, administrativo y en sus otras funciones que tiene encomendadas por ley, las que deben ser conjugadas debidamente y, a la misma vez, con su importantísimo rol de promotor de la aviación en todos sus niveles.

Este medio de prensa especializado en aviación considera que en estos tiempos de altisima competencia no vale quedarse dormido, porque:

“Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”

Take Off Magazine