Últimas Noticias

Rolls-Royce se reúne con Latam y promete flota de 787 operativa en noviembre

La huelga del sindicato de tripulantes no ha sido el único dolor de cabeza que ha tenido Latam Airlines durante este año. Rolls Royce, el segundo mayor fabricante de motores para aviones del mundo, detectó a fines de 2016 que sus motores Trent 1000 requerían más revisiones en un tiempo menor al previsto, lo que ha obligado a Latam, así como también muchas otras compañías con aviones para vuelos de largo alcance, a mantener 11 de las 24 aeronaves de su flota Boeing 787 con dichos motores fuera de servicio en forma temporal.

En medio de esta polémica, Rolls Royce envió a Chile al vicepresidente de clientes para las Américas, Lewis Prebble. Su visita al país no solo busca dar calma a los ejecutivos de Latam, sino también disculparse por esta situación, que ha significado mayores costos para la línea aérea.

Así, durante los próximos meses, la aerolínea estima que esta cifra de aviones sin operar podría aumentar hasta un 50%, pues si bien el fabricante puso en marcha un programa global de mantenimiento preventivo, dado la gran demanda que existe actualmente, los tiempos de reparación se han extendido.

Los desafíos operacionales serán el foco de las reuniones que Prebble tendrá con Latam. “Tenemos que actuar rápido en función del plazo del próximo 9 de julio, que será el momento más crítico para Latam y debemos proveer el mayor apoyo posible”, dice Prebble a PULSO. “Hemos sido claros con Latam respecto a que esperamos que estos problemas sigan por un periodo de tiempo, pero nuestra intención es que las operaciones a disponibilidad completa vuelvan para la temporada de verano, es decir, mediados de noviembre”, agrega.

El alto ejecutivo de Rolls Royce también reconoce que compensaciones “es algo de lo que vamos a discutir con Latam” durante la visita que se extenderá una semana. Y es que este problema ha significado para la aerolínea importantes costos, pues para mantener la disponibilidad de los vuelos, se ha visto obligada a implementar una serie de medidas durante los últimos meses, que incluyen el arrendamiento de 7 aviones adicionales , 5 de ellos a la española Wamos Air y otros 2 de Boeing Capital, y la modificación de itinerarios y tipos de aeronaves que operan ciertas rutas.

Compensaciones

Consultado sobre posibles compensaciones financieras para Latam por los gastos que ha tenido que incurrir la aerolínea, Prebble responde que hoy el foco, y lo más urgente, es la recuperación de las operaciones lo antes posible. “Nos estamos concentrando en las interrupciones de las operaciones y la recuperación”, dice.

“Si bien los detalles sobre la compensación son comercialmente sensibles, Latam continúa trabajando en conjunto con Rolls-Royce para minimizar el impacto operativo y financiero de este problema. La prioridad del grupo es mantener sus vuelos en toda su red y ofrecer lo más cerca posible de un servicio regular”, dijo la aerolínea.

“Es importante reiterar que el mantenimiento de estos motores es una medida preventiva y no representa, en absoluto, un riesgo para la seguridad de los vuelos, agrega la empresa nacional.

Según Boeing, aproximadamente un 25% de los más de 650 naves 787 en operación cuentan con el motor Trent 1000 y podrían estar afectados por este asunto.

En total, son 16 las aerolíneas que están en esta situación, entre ellas: British Airways, Avianca, Air China y Air Europa, además de Latam. Por ello, según la fabricante de motores, actualmente han triplicado su capacidad para solucionar los problemas con sus motores Trent 1000.

Por: C.Cabello y F.Guerrero – Pulso