Últimas Noticias

Los veteranos Su-25 rusos dan un salto a la modernidad

La Defensa rusa busca modernizar toda la flota de aviones de asalto a tierra Su-25. Los cambios introducidos en la nueva versión, el Su-25SM3, eliminan todas las brechas tecnológicas que separaban al Su-25 de las aeronaves más modernas, sostiene Andréi Kots, colaborador de Sputnik.

Los ‘Grajos’ rusos recibirán equipos equivalentes a los utilizados por los cazas y bombarderos más modernos y conservarán su seguridad y dureza, afirma Kots en su artículo.

El paso de los Su-25 a los Su-25SM3 empezó en 2015. Las primeras aeronaves renovadas ya han participado en operaciones de combate en Siria y han confirmado las mejoras implementadas.

En esencia, la modernización aseguró que estos aparatos cumplieran con las exigencias planteadas ante los aviones de combate modernos, a pesar de sus cuatro décadas de historia.

“El fuselaje blindado, tan valorado por los pilotos, siguió siendo el mismo. Pero son básicamente aviones diferentes en el interior del casco”, comentó el especialista en materia militar ruso Víktor Murajovski, citado por Kots.

Las mejoras quizá más significativas son la incorporación de un nuevo sistema de puntería y la posibilidad de usar municiones guiadas de tecnología de punta, afirma el autor del artículo.

El ojo que todo lo ve

El nuevo sistema de puntería SOLT-25 (que podría traducirse como ‘sistema óptico láser-infrarrojo’) es capaz de detectar y seguir blancos terrestres, marítimos y aéreos, sin importar las condiciones climáticas o la hora del día.

Este es un avance considerable, ya que los primeros Su-25 estaban casi ‘ciegos’ durante las misiones nocturnas, recordó Murajovski.

El disponer de un equipo de puntería más sofisticado permite al avión usar no solo las armas ‘históricas’ para los aviones de ataque a tierra, como las bombas aéreas de caída libre y los cohetes no guiados, sino también municiones modernas como los misiles antirradar o las bombas dirigibles.

El nuevo sistema de puntería SOLT-25 (que podría traducirse como ‘sistema óptico láser-infrarrojo’) es capaz de detectar y seguir blancos terrestres, marítimos y aéreos, sin importar las condiciones climáticas o la hora del día.

Este es un avance considerable, ya que los primeros Su-25 estaban casi ‘ciegos’ durante las misiones nocturnas, recordó Murajovski.

El disponer de un equipo de puntería más sofisticado permite al avión usar no solo las armas ‘históricas’ para los aviones de ataque a tierra, como las bombas aéreas de caída libre y los cohetes no guiados, sino también municiones modernas como los misiles antirradar o las bombas dirigibles.

Un nuevo nivel de precisión

Los Su-25SM3 recibieron el famoso sistema SVP-24-25, anteriormente probado por los bombarderos Su-24 y diseñado para lanzar bombas aéreas convencionales con una precisión varias veces más alta.

“El SVP-24 es un módulo computacional especializado que analiza una variedad de factores simultáneamente, como la velocidad del avión, su posición geográfica, la altura de vuelo, la distancia del blanco, las condiciones meteorológicas y la visibilidad para señalar al piloto el momento exacto en el que debe dejar caer una bomba”, explica Kots.

En comparación con las modificaciones anteriores, la precisión del ‘Supergrajo’ es al menos tres veces superior: la eficacia de los bombardeos con municiones básicas resulta comparable al uso de proyectiles ‘inteligentes’ semiguiados, mucho más costosos.

Además, los nuevos ‘Grajos’ han sido dotados con módulos Glonass para la navegación satelital, el uso de armas de alta precisión y con un sistema autónomo de navegación inercial para poder llevar a cabo misiones de combate sin depender de las señales satelitales.

Mejoras de la ‘calidad de vida’

Para contrarrestar los misiles antiaéreos, los Su-25SM3 portan el sistema de lucha radioelectrónica Vitebsk-25, capaz de desviar los proyectiles inminentes de su trayecto.

Los nuevos equipos de comunicación digitales ofrecen una mejor conectividad:

“Cabe destacar que el conjunto de los cambios va más allá de ‘renovar los equipos’: las tácticas de usar el avión también se han modificado. El Su-25SM3 está plenamente integrado en los sistemas de manejo de las Fuerzas Aeroespaciales y de las agrupaciones de tropas. Todo esto aumenta varias veces su capacidad de respuesta rápida a las amenazas”, subrayó Murajovski.

Asimismo, los sistemas de control de los motores y de inyección de combustible fueron perfeccionados.

Un futuro a pesar de su avanzada edad

El ‘hermano en armas’ del Su-25 ruso, el avión de ataque a tierra estadounidense A-10 Thunderbolt II, desarrollado en la misma época, permanece activo hasta la fecha a pesar de todas las críticas en su contra.

Mientras que muchos expertos suelen considerar que el concepto de aviones de asalto subsónicos blindados es característico de la época de los sofisticados cazas ultrarrápidos, los Su-25 y A-10 son una de las herramientas más eficaces y económicas a la hora de prestar apoyo aéreo y atacar blancos terrestres.

En el caso del Su-25, ampliamente vendido en la época soviética, la conversión en los modernos SM3 podría ser una oferta muy atractiva para las fuerzas aéreas de más de 20 países que ya son propietarios del avión, “y un regalo valioso para el sector de defensa ruso”, concluye el autor. / Sputnik

Take Off Magazine