Últimas Noticias

Los otros retos urgentes de la aviación en el Perú

La posible restitución de beneficios tributarios y aduaneros a la aviación comercial despertó la polémica en torno a si era conveniente restituir las condiciones que tuvo el sector para la importación temporal de aviones y repuestos hasta el 2015.

Las posiciones están divididas, con el Ejecutivo en contra y las aerolíneas y Fuerza Popular insistiendo con la medida. Pero lo cierto es que todas las compañías que operan rutas domésticas se acogieron a la ley –según reportes de Sunat–mientras estuvo vigente, dado que el grueso de las empresas aéreas utilizan el esquema de importación temporal (‘leasing’) para los aviones que vuelan en el país.

Si bien los ojos están puestos en esta ley –aprobada en primera votación en el Congreso– los especialistas y jugadores del sector aseguran que los retos para dinamizar la aviación trascienden esta norma.

Pese a que el mercado aeronáutico ha crecido desde el 2010 (el parque aéreo pasó de 281 a 372 aviones) y han ingresado más compañías comerciales, aún somos el sexto parque aéreo de la región, después de Venezuela, y tenemos una infraestructura aeroportuaria que nos pone en desventaja frente a nuestros vecinos.

Precisamente, la saturación del aeropuerto internacional Jorge Chávez (AIJCH) está generando que las demoras en las salidas de los vuelos sean constantes. Carlos Carmona, gerente general de LC Perú, sostiene que por cada 30 minutos de retraso, gastan US$40 mil adicionales.

¿QUÉ HACE FALTA?

Se están evaluando algunas medidas –entre la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), aerolíneas y aeropuertos– como cambiar los horarios de algunos terminales aéreos del interior, a fin de atender vuelos en franjas de menor tráfico que permitan descongestionar el terminal limeño. Según Carlos Gutiérrez, director de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI), aeropuertos como Trujillo están empezando a hacerlo.

Carmona sostiene que para aprovechar al máximo el Jorge Chávez también hará falta un rastreo de control aéreo más eficiente. “Acá recibimos más de 30 operaciones al día, cuando en otras ciudades son más de 40”, explica.

Estas medidas se hacen más urgentes cuando se acerca el inicio de obras de la ampliación del aeropuerto.

A su vez, Gutiérrez destaca que un punto fundamental para la aviación, que estaría muy cerca de aprobarse, es la promulgación del decreto supremo referente a la provisión descentralizada de combustible.

“Está para la firma en la PCM. Esto permitirá tener más posibilidades para el abastecimiento de combustible a través de unidades móviles, por ejemplo, en Pisco”, explica. De ese modo, se podría utilizar el aeropuerto alterno de Pisco para cargar combustible y no derivar a las naves hacia Chiclayo o más lejos. Así, se podrán reducir costos operativos. / Carlos Hurtado de Mendoza – El Comercio

Take Off Magazine