Últimas Noticias

El accidente de un misterioso avión en Nevada

El teniente coronel Eric Schultz era un experimentado piloto de combate con más de 2.000 horas de vuelo a bordo de todo tipo de cazas. También era un brilante científico e ingeniero aeroespacial. El pasado 5 de septiembre, Schultz murió en un trágico accidente. El problema es que nadie sabe qué avión pilotaba.

Normalmente, la Fuerza Aérea Estadounidense informa con mucha prontitud cuando se produce un accidente con uno de sus aviones. Más aún si es un accidente mortal. Solo hay que mirar los recientes incidentes con dos A-10 Thunderbolt o un F16. En ambos casos el primer informe ya se había hecho público al día siguiente.

En esta ocasión no ha sido así. Tres días después del accidente, aún no había informe oficial y, cuando por fin se hizo público, omitía un dato muy interesante: el modelo de avión.

La ausencia del dato es aún más sospechosa si tenemos en cuenta que el accidente ha tenido lugar dentro de los terrenos de la Base Aérea de Nevada, que es la zona restringida en la que el ejército prueba sus aviones más secretos. El jefe de personal de la Fuerza Aérea, David Goldfein, ha explicado a Military que la naturaleza del avión es clasificada y no se puede hacer pública. Goldfein ha descartado, sin embargo, que se tratara de uno de los nuevos F-35.

Los entusiastas de la aviación no han tardado en comenzar a especular sobre el tipo de avión que el teniente coronel Shultz volaba. Una de las posibles hipótesis es que estuviera pilotando uno de los antiguos F-117A Nighthawk. Aunque dejaron de estar en servicio en 2008, el ejército aún usa estos estilizados cazas en pruebas de instrumental y nuevos dispositivos. De todos modos es un avión ya conocido y no tiene mucho sentido ocultarlo. Además, los F117A solo vuelan con pilotos de la compañía que lo fabricó: Lockheed Martin.

La segunda opción es que el piloto estuviera probando un avión extranjero. Con el paso de los años, Estados Unidos ha ido acumulando cazas de otros países. Desde los años 80, el escuadrón 4477 de la fuerza aérea se dedicaba a probar estos posibles rivales. El escuadrón abandonó ese tipo de pruebas en 1990, pero el ejército no reconoció su actividad hasta 2006. Se cree que el escuadrón de pruebas de Nevada podría haber relevado al 4477 en estos vuelos de evaluación a bordo de cazas como el Sukhoi Su-27 “Flanker” ruso o el Shenjang J-11 chino.

La última opción es la menos probable, pero también la más fascinante. No falta quien cree que la Fuerza Áérea está probando el prototipo de algún cazabombardero invisible de gran altitud. Aún es muy pronto para saberlo / GizModo

Take Off Magazine