Últimas Noticias

¿Qué aspectos deben mejorar en el mercado aéreo peruano?

El mercado aerocomercial peruano continúa expandiéndose. Según cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), de enero a noviembre del 2016 el tráfico aéreo doméstico llegó a 9.910.404, 8.2% más que el mismo periodo del 2015. Y con la llegada de la aerolínea de bajo costo Viva Air Perú, se prevé un mayor crecimiento para esta industria.

No obstante, nuestra infraestructura aeroportuaria no le ha seguido el paso a los movimientos del mercado. Tenemos, por ejemplo, el retraso en la construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero, en Cusco -segunda región con el mayor tráfico aéreo, después de Lima-, que ha sido fuertemente cuestionado durante las últimas semanas.

Por otro lado, la Sociedad de Comercio Exterior (Comex) señaló que el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez se encuentra colapsado; lo que habría motivado su caída en el ránking de los mejores aeropuertos de la región. Y lo preocupante de este hecho es que, según el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), se estima que la segunda pista de este aeropuerto recién se empezará a construir el 2018.

En línea con lo mencionado, ¿qué aspectos deben mejorarse? En conversación r rj  w con El Comercio, Comex destacó estos tres elementos:

Infraestrucura aérea. Según Comex, los aeropuertos en general se encuentran colapsados y son incapaces de cubrir la demanda de vuelos. “El Gobierno debe tomar acciones rápidas para agilizar el proyecto en el Aeropuerto Jorge Chávez. Somos uno de los pocos países en Sudamérica, con un significativo número de tránsito, que cuenta con solo una pista de aterrizaje. De igual manera, urge que se inicie la construcción del nuevo terminal”, destacó el gremio.

“Se debe “desmachupizar” al Perú”. El turismo receptivo cayó un 80% cuando a finales de enero de 2010 el santuario de Machu Picchu se cerró a causa de desastres naturales. Por ende, según Comex, se debe movilizar el flujo de turistas hacia otras zonas para hacer más tenue esta dependencia.

Lograr una conexión entre aeropuertos y hoteles en las principales ciudades turísticas. “En el caso de Lima, el Aeropuerto Jorge Chávez se encuentra muy distanciado de las zonas hoteleras en los distritos de San Isidro y Miraflores. También, mejorar la calidad de ciertos servicios, como el de transporte o el de seguridad en las zonas turísticas, con una mejor atención y trato al público de parte de las comisarías. Y en el caso de Machu Picchu, crear una salida distinta al ingreso por Aguas Calientes, para así mejorar el flujo de personas que ingresan, el cual podría aumentar, lo que beneficiaría a los negocios locales”, puntualizó Comex. / Paola Villar – El Comercio

Take Off Magazine