Últimas Noticias

Contrato de LAP se extenderá más allá del 2031

Lima Airport Partners (LAP) se mantendría como concesionario del aeropuerto internacional Jorge Chávez (AIJCH) después del 2031, año en que finaliza su contrato de concesión. Tal sería uno de los primeros acuerdos a los que habría llegado la empresa con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), como parte de las negociaciones que están llevando adelante en pro de la firma de la séptima adenda al contrato, un anexo necesario para garantizar las obras de ampliación en el primer terminal aéreo de nuestro país.

“Hay un entendimiento en este punto y el MTC está haciendo una evaluación sobre el tiempo por el que se extendería la concesión”, detalla a Día1 el gerente de Supervisión y Fiscalización de Ositrán, Francisco Jaramillo. El funcionario apunta que en el MTC han asimilado que debe haber una compensación a LAP por los 11 años de retraso que llevan para entregarle los terrenos, donde debe construir la segunda pista del aeropuerto y el segundo terminal de pasajeros, entre otras infraestructuras urgentes.

Vale recordar que el MTC debió entregar a LAP esos terrenos [que suman cerca de 7 millones de metros cuadrados] en el 2004, pero hasta la fecha solo le ha transferido poco más del 50%, tras añadir –una y  otra vez– cinco adendas que ampliaron infructuosamente los plazos de entrega.

Este suplemento se comunicó con la entidad estatal [que lidera el también primer vicepresidente de la República, Martín Vizcarra] y con el concesionario, a fin de recoger sus comentarios respecto de los acuerdos iniciales en sus negociaciones. Ambos fueron muy cautelosos en sus respuestas. Al cierre de esta edición, el MTC no confirmó lo dicho por Jaramillo, mientras que el gerente general de LAP, Juan José Salmón, solo destacó que son “optimistas sobre el avance de las conversaciones con el nuevo gobierno”.

¿Qué opinan los otros jugadores del mercado aerocomercial sobre la ampliación de la concesión a favor de LAP? “No lo veo fuera de lugar, es lógico esperar una compensación de este tipo por parte del MTC”, responde a Día1 Carlos Gutiérrez, gerente general de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI).

El ejecutivo sostiene que el concesionario tenía previsto aprovechar por 20 años la nueva infraestructura del aeropuerto, pues si le entregaban los terrenos en el 2004, hubiera utilizados la segunda pista y el segundo terminal de pasajeros desde el 2011 hasta el 2031 [las obras tardan como mínimo cinco años]. Sin embargo, aclara, ahora ese período se reduciría a solo 10 años [del 2021 al 2031], y esto, si es que el MTC le entrega el área para construir este 2017, como ha proyectado Vizcarra.
Las aerolíneas a las que representa Gutiérrez están preocupadas porque temen que la reducción del plazo para que LAP utilice la nueva infraestructura del Jorge Chávez sea compensada por el concesionario con el cobro de tarifas “estratosféricas” por el suministro de combustible a las naves, el uso de las mangas de abordaje, entre otros servicios, que tendrían luego que trasladarse al pasajero en el costo del boleto.

Ojo con las tarifas

Para no correr este riesgo, el country manager para el Perú y Bolivia de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), Ramón Jiménez, precisa que cualquier modificación tarifaria en el aeropuerto debe seguir siendo monitoreada por Ositrán, si es que se extiende el contrato de concesión.

Por cierto, tanto Gutiérrez como Jiménez coinciden en que una ampliación del contrato también deberá involucrar el compromiso de LAP de adelantar inversiones en el Jorge Chávez si la demanda lo amerita. “Hoy, por ejemplo, el aeropuerto opera con 17 millones de pasajeros al año, un tráfico que se esperaba para el 2031, entonces se precisa apurar las mejoras”, refieren.

Las aerolíneas esperan que no haya un incremento de tarifas a futuro. / El Comercio

Take Off Magazine