#LoÚltimoEnTakeOff

Airbus atribuye el accidente del A400M a fallos de montaje

La compañía Airbus Defence & Space ha advertido este viernes de que es «pronto» para conocer cuál ha sido la causa del accidente del A400M el pasado 9 de mayo en Sevilla, en el que fallecieron cuatro personas, por lo que se siguen investigando «todos los elementos que pudieron contribuir» al mismo y apela a esperar el resultado de la investigación llevada a cabo por la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (Citam).

Fuentes de la empresa han señalado que, de esta manera, esta investigación incluye todos los procesos que rodean la fabricación del A400M, «desde el montaje del avión, de los motores hasta la preparación para el primer vuelo».

Así lo han señalado después de que el responsable de la estrategia del grupo, Marwan Lahoud, declarara al diario alemán Handelblatt, que «no hubo un fallo estructural» en el aparato y sí «un serio problema de calidad en el ensamblaje final», proceso que se lleva a cabo en la cadena de montaje final (FAL) de Sevilla.

En concreto, Lahoud aseguró que en el ensamblaje final se instaló mal el programa de control de los motores, y eso fue lo que los averió y condujo al siniestro.

La investigación no ha acabado

«Estamos dando nuestro apoyo a la investigación que está analizando todos los elementos», han señalado las fuentes de Airbus consultadas por Europa Press, quienes han apuntado que esta investigación «todavía no se ha completado» y, por tanto, «no ha llegado a conclusiones ni ha definido acciones correctivas».

No obstante, han afirmado que «como ocurre en todos los accidentes aéreos, no suele haber una única causa, sino una combinación de diferentes factores y circunstancias». Así, han indicado que «no podemos especular». «Necesitamos los resultados de la investigación para tener una visión global de lo que haya pasado», han subrayado las mismas fuentes.

Otra portavoz de Airbus puntualizó, según recoge Efe, que la compañía está apoyando la investigación y analizando «todos los elementos que pudieron haber contribuido al accidente, incluidos los diferentes procesos en torno al ensamblaje del avión, los motores y los preparativos para el primer vuelo» y añadió que la investigación puede tardar tiempo.

De esta manera, ha apelado a esperar el resultado de la investigación llevada a cabo la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares .

En cualquier caso, ha insistido en que el fallo inicial detectado con los motores no se puede producir en los aviones A400M que ya se han entregado a los países clientes, puesto que desde el pasado día 19 les enviaron las comprobaciones que había que hacer en los aparatos. / Fuente: La Vanguardia

Take Off Magazine