Últimas Noticias

¿Quién fue Marco Antonio Schenone Oliva?

La historia del Perú está llena de ejemplos de heroísmo y amor a la Patria. Pero no solo nos referimos a la historia pasada, época en la cual aun eran comunes valores como la identidad nacional, la valentía y la honestidad a prueba de balas y dispuesta a los mayores sacrificios en defensa de nuestra soberanía. Nuestra historia reciente también nos ha dado motivos de orgullo, aunque muchos de ellos se pierden en el anonimato, sepultados por elementos vacuos de la vida moderna: la televisión embrutecedora, la publicidad invasiva, la política corrupta, etc. Uno de esos personajes cuyo nombre es hoy utilizado por diversos colegios capitalinos (en distritos como Magdalena y Surquillo), es un valeroso Coronel de la Fuerza Aérea del Perú que luchó contra terroristas e invasores. Pero ¿quién fue Marco A. Schenone Oliva? En esta nota lo conoceremos:

Marco Antonio Schenone Oliva nació el 2 de mayo de 1955 en la ciudad de Lima. Desde los primeros años de su vida escolar se distinguió por su dedicación al estudio y afición al deporte. Fue reconocido siempre por su gran espíritu de amistad y confraternidad. La firmeza de su vocación, orientada decisivamente hacia la aviación militar, convenció a sus padres en la elección de esta carrera.ASA-cenepa_html_m2aa9bfaa

Ingresó en la Escuela de Oficiales de la Fuerza Aérea del Perú en 1974. Durante sus cuatro años de cadete destacó entre sus compañeros por su carismática personalidad y sus dotes personales que lo revelaron pronto como un diestro aviador. Sobresalió en las prácticas deportivas, demostrando en todas las circunstancias su honestidad y sentido de la sana competencia.

Egresó de la Escuela de Oficiales en 1977, y recibió su despacho de Alférez en la Especialidad de Armas, Comando y Combate como Piloto de Helicóptero, el primero de enero de 1978, integrando la promoción Alférez FAP Claudio Gamio Constantínides.

Una vez que fue asignado al Grupo Aéreo No. 3 se desempeñó como piloto de las más modernas máquinas de hélice. Durante las décadas del 70 y 80 desarrolló una intensa labor de acción cívica, en beneficio de los pobladores de escasos recursos económicos de las zonas más alejadas del país.

En 1982 viajó a la Unión Soviética para recibir instrucción en los nuevos helicópteros MI-25, que había adquirido el Gobierno. En aquel país, sus instructores lo reconocieron como un excepcional piloto de estas aeronaves de combate, quienes además le auguraron un enorme futuro en la especialidad.

A su retorno recibió delicadas misiones en los frentes de lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Posteriormente, fue nombrado al Grupo Aéreo No. 2 de Vítor (Arequipa), donde se ganó la admiración de sus jefes y subalternos por su espíritu patriótico y ponderación.

En enero de 1995, al producirse la invasión ecuatoriana de nuestras fronteras, la Fuerza Aérea del Perú ordenó la movilización de todos sus efectivos, entre ellos el Comandante Schenone. Son muchas las misiones de combate que cumplió con decisión y valentía, hasta que el 7 de febrero, aproximadamente a las 14:30 horas, el fuego antiaéreo enemigo impactó en su nave, hiriéndola de muerte. Antes de caer, Schenone logró disparar todos sus cohetes, en una admirable demostración de coraje y patriotismo, propia de la estirpe de los pilotos herederos de Quiñones.

La Fuerza Aérea del Perú, en observancia a dispositivos legales vigentes, dispuso el ascenso del Comandante Schenone al Grado de Coronel FAP, por acción distinguida en combate, en defensa de la sagrada integridad y soberanía del territorio patrio.

Take Off Magazine